SNUFF de la autoría de Mendiel


Te monto cual toro en celo bravío,
Tu cuello en cadenas halo sin mirar,
Tu cuerpo caído que posas en manos
Y en rodillas duras para así aguantar.

Tu cintura mueves, la meces, la bajas.
Tu espalda la arqueas sin ningún pudor,
Tus caderas anchas las paran mis manos
Que las hacen presas de mi perversión.

Golpeadas tus carnes sonrosadas sienten
Mis manos que duras las hacen gritar 
Y el látigo vivo con el cual flagelo 
Tus carnosas ancas las hacen vibrar.

Mis dedos estrujan tu cuello delgado,
Te ahogan mis dedos entre tu gemir
Y tu espalda baño con saliva clara
Mientras en mis manos se va tu existir.

La cuchilla hundo en tu blanca espalda,
Golpes repetidos sin contemplación,
La piel rompe ciega, se desgarra y gritas
Palpita mi sangre en gran erección.

Mis dedos arrancan la piel de los huesos,
Abro sendas grietas que sangran copiosas,
Mis gemidos callan tus últimos gritos
Mientras vas cayendo sobre el rojo rio.

Mis manos manchadas de los dos caudales,
De sudor espeso y tu sangre tibia,
me acerca al orgasmo y mi piel se eriza
con las carcajadas que lanza mi risa.

Mi navaja rauda pasa por tu cuerpo,
Destaja coqueta tu piel blanquecina,
Baja hasta tu vientre delicado y tibio
Y lo abre sin prisa para más sentir.

Intestinos tibios se enroscan ladinos,
En mis manos toscas que aprietan las tripas
Y mi sexo sale de tu boca intima
Regresa y se agita muy dentro de ti.

Tu cuerpo yaciente se desploma muerto
Sobre sendas vísceras, órganos expuestos 
Babeo de gozo, penetro y retuerzo 
Tus nalgas sin vida, con mi sexo fuerzo.

Tus senos ya fríos destazo cruel
Pezones sangrientos se deja arrancar
Y  mientras te baño de mi blanco líquido,
Rompiéndote el cuello, te vuelvo a besar.

Mendiel

15 comentarios:

  1. Como dice el tango...Te quiero siempre así... estás clavada en mí
    como una daga en la carne.
    Y ardiente y pasional... temblando de ansiedad
    quiero en tus brazos morir.¨

    ResponderEliminar
  2. Porque el amor nunca dolió tanto, ni la muerte tan placentera. Unos versos que dejan huella, tanto en la piel como en el alma.

    ResponderEliminar
  3. Hola mi bella yo, pues de pasada dejándote mi +1 👏👏👏👏👏 sublime letras ...

    ResponderEliminar
  4. Una terrible escena de sexo y gore, más allá del erotismo y el terror, más cerca del torture porn, bellos versos que deleitan a la par que aborrecen, con un necrofílico desenlace.
    Un horror marca Mendiel.
    ¡Abrazo, Compañera de Celda!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Mendiel!!, excelente escrito, muy bien trabajado, terrorífico y poético, creo que hasta podría servir de base a una canción "Death metal" (jejeje).

    ResponderEliminar
  6. "...y mirando nuestro último vídeo sexy, con mi palma en olores y hebras, aún recuerdo esa tarde en que entre risas y coqueteo, te dije con una rosa de sangre que moririas por mí."

    GORE QUEEN. Love love love!!

    ResponderEliminar
  7. Cuando se junta el placer y el deseo...nace el erotismo...en una sola palabra,nace Mendiel!

    ResponderEliminar
  8. Me ha parecido creepy pero me ha gustado! Likaso

    ResponderEliminar
  9. Embriagado ante ésta afilada lectura del erotismo con su precio en sangre,

    ResponderEliminar
  10. Para mi esta lectura me ha fascinado con tus letras Mendiel

    ResponderEliminar
  11. Una escena estremadamente gore y macabra narrada con belleza poética. No es fácil escribir algo así, pero tú lo haces con soltura.
    Un abrazo, Mendiel.

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho Mendiel, como mezclas poética, erotismo y gore al mismo tiempo. Un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
  13. Increíble como tejes con versos algo tan macabro y consigues que suene exquisitamente bien. ;)
    Un beso.
    Soledad

    ResponderEliminar
  14. tiene un nombre en francés
    pero tú lo has mejorado

    ResponderEliminar
  15. lo has mejorado con creces
    sabes hacerlo

    ResponderEliminar