El baúl de los días de insomnio



Pasan los días,
ya no duermes junto a mi almohada, 
y ya no me conforta el aire que respiro,
nuestro amor fue perfectamente inperfecto, 
pero sólo la lluvia sabe cuanto te amaba;
Pasan los días 
y yo te seguiré llamando en voz alta;

Pasan los días
y con cada gota 
que desgarra la nube de mis tormentos, 
reverdece la locura de no verte
e imaginarte en extraños brazos.
Y es posible que 
esta rutina nocturna tan dolorosa y dañina, 
destruya mis esperanzas;

Y en esta loca carrera por alcanzar el olvido...
Rompo la almohada a pedazos
Y la estrujo entre mis brazos
Como se estruja
el doloso...
y trastocado sentido de quererte y no tenerte.
En mi cama solo moran... 
Blancos insomnios huraños.


  Una lluvia persistente,
que luchaba por mantenerse en el cristal
mientras resbalaba lentamente,
lo que me recordo, que así fue el amor que sentía por ti.
Se aferraba a eso que tu llamas esperanza,
pero que a mi,
eso ya no me es suficiente;

Y pasaron  los días
se convirtieron en oscuras noches de nostalgia
y pasaron las horas, los momentos,
finalizo el otoño llegó mi invierno,
y la lluvia se convirtió en escarcha,
quedando solo
las cicatrices indelebles que
 dejaron las nubes al llorar en tu ventana;

Mientras pasan los días
ya no me importa el sol brillando
tras las ventanas rotas,
si los días pasan
y tú aroma impregnado 
en cada uno de mis cabellos,
se va desvaneciendo;
y nuestro baúl 
repleto de dolientes momentos
se pierde en el olvido;
Pasan los días
Y solo
la locura me abraza.

Mientas pasan los días
tú olor se desvanece mutando
Y tu piel va cayendo amarillenta,

Pasan los días
Y mi mirada
se vuelve hacia atrás en cuencas vacías,
Y aquella lluvia
que sabía de nuestro amor,
limpio la sangre derramada
en tu intento de huida.

Pasan los dias y mi lengua carroñera
ya degusta tus entrañas.
No sé ya a esta altura si masticar o
solo tragarte.

Pasan los dias
y tu corazón podrido ya no es fibroso en mi garganta.
Me gustan tus ojos y tu pelo ya se queda entre mis dedos.

Pasan los dias, los dias pasan
y el amor me obliga,
a dedicarte estos versos y estrujar mi rostro con tu mano ennegrecida.



Texto realizado con la colaboración de
Mendiel,Miriam Paz Jordán,Angelica Vega Mendoza,
Juan Carlos OR,Alejandro Garcia,CARLOS M
Idea original y redacción:
Lorenzo Cadáver
Para el reto de la comunidad
EL POÉTICO ROMANCE CON MÍ LADO OSCURO 

No hay comentarios:

Publicar un comentario